Usted está aquí

Hijos ilustres

Hijos ilustres

San Formerio

 

Resumen basado en la historia que nos cuenta Fray Mateo Anguiano Nieva en su libro: ‚ÄúCompendio Historial de la Rioja‚ÄĚ, impreso en el a√Īo 1701.



El joven Formerio naci√≥ en la ciudad de Ces√°rea, situada en el actual Cerezo, de una familia romana de buena posici√≥n. Ya de muy jovencito fue convertido al cristianismo, vendi√≥ sus posesiones, las reparti√≥ entre los pobres y se retir√≥ a un monte pr√≥ximo de pastor. All√≠, un √°ngel le dio un cayado de pastor y unos evangelios. Adem√°s de cuidar su reba√Īo se dedicaba a predicar a todo el que quer√≠a o√≠rle, incluso las bestias del campo se le acercaban embelesadas y escuchaban atentamente sus palabras. Corr√≠a el a√Īo 277 de nuestra era y nuestro protagonista contaba con 13 o 14 a√Īos, cuando el emperador Aureliano orden√≥ la persecuci√≥n a los cristianos. Formerio fue hecho prisionero y sometido a terribles tormentos. Primero fue metido durante cinco d√≠as en un horno encendido y sali√≥ como si nada, despu√©s le llevaron al circo y ante el asombro de todos, los leones no le hicieron nada y finalmente fue decapitado en la Vega de Tormantos. Sus restos fueron recogidos por su disc√≠pula Coloma, nacida en Tricio y martirizada poco despu√©s, acompa√Īada por dos soldados romanos que Formerio hab√≠a convertido al cristianismo. Los restos fueron llevados a Ba√Īares donde se conservan hasta ahora en una valiosa arca con azulejos mozarabes del siglo XII. Actualmente es patr√≥n de Ba√Īares (La Rioja) y, mientras hubo pastores, era patr√≥n de los pastores de Cerezo.



También se le sacaba en las rogativas ya que se le tenía por abogado de tempestades malignas, piedra, granizos, rayos y centellas.



La representaci√≥n, que tanto Cerezo y Ba√Īares hacen del santo parecen copias exactas, aunque en distinto tama√Īo y calidad. Un muchacho joven vestido con pieles, un pie apoyado en un le√≥n, cayado de pastor en la mano izquierda, el libro de los Evangelios en la derecha y el zurr√≥n de pastor.

 

San Vitores

 

Martir cerezano. Resulta bastante complicado situar la √©poca en la que vivi√≥, aunque la mayor√≠a de los estudiosos la sit√ļan hacia el a√Īo 830.

 

El Padre Florez nos da esta versión de su vida:



"Naci√≥ en Cerezo, de la di√≥cesis de Burgos. Despu√©s de instruirse en las sagradas letras, y haber servido alg√ļn tiempo en el ministerio sacerdotal, (fue cura de la Iglesia de Nuestra Se√Īora de Villalba). Se retir√≥ a la soledad de O√Īa, huyendo de las vanidades del mundo. Vivi√≥ all√≠ siete a√Īos en una cueva, empleado en alabanzas divinas y en todos aquellos a√Īos tuvieron los Moros puesto sitio a Cerezo, ciudad entonces grande: pero apareciendo un √°ngel a S. Victor, le dijo fuese a librar a su patria, que estaba ya para rendirse, y que √©l la librar√≠a, y lograr√≠a la palma del martirio.



Vino el santo a Cerezo, donde con dificultad fue conocido. Sali√≥ al campo de los enemigos, y no solo recobr√≥ para la Fe algunos Cristianos que hab√≠an apostatado, sino que manifestando los errores de Mahoma, convirti√≥ √° muchos Moros. El jefe Gaza (√° qui√©n intitulan rey) mand√≥ prender al Santo: y puesto a su presencia, le hizo Dios el beneficio de librarle de la enfermedad de gota (no de lepra como algunos escriben), pero empe√Ī√°ndose en que abrazase la secta de Mahoma, empez√≥ el santo a enardecerse contra ella, y por tanto le hizo encarcelar. All√≠ mismo convirti√≥ con su predicaci√≥n muchas almas, lo que o√≠do por el rey, mand√≥ le degollasen. El santo pidi√≥ primero le crucificasen, como lo hicieron. Tres d√≠as vivi√≥ en la cruz, convirtiendo a muchos, y haciendo particulares milagros. Un infeliz burl√°ndose del crucificado, le escupi√≥: y anunci√°ndole el santo que morir√≠a antes de volver a la ciudad se cumpli√≥ as√≠.



Depusiéronle de la cruz y le degollaron, pero cogiendo el santo su cabeza en las manos, se fue a la ciudad de Cerezo, y persuadió a los habitadores, que diesen a una vaca el poco trigo que les había quedado, hasta hartarla, y que la echasen fuera al campo de los enemigos: los cuales la lancearon, y viendo que estaba llena de trigo, desconfiaron de rendirlos por hambre y levantaron el sitio.



Esto es lo que escribieron los padres Antuerpienses: pero el Breviario prosigue diciendo que el mismo santo se√Īal√≥ el sitio donde le hab√≠an de sepultar, y que dando su alma a Dios, subi√≥ a los cielos".



Otros acontecimientos en la vida del santo:



- La liberación de las siete doncellas retiradas en Sietefenestras.

- El lugar donde fue martirizado: Quintanilla de las Due√Īas (hoy Quintanilleja).

- Milagro de los morales que surgieron de la sangre que brotó cuando le degollaron.

- Historia de la serpiente que desalojó de la cueva que eligió para morir, en "Cubillas", término municipal de Cerezo.



En el lugar donde muri√≥ se levant√≥ un peque√Īo Convento para guardar sus reliquias, que fueron trasladadas al Convento actual mandado construir por el Condestable de Castilla en el a√Īo 1466, donde a√ļn siguen, aunque dicho Convento est√° muy deteriorado.



DEVOCI√ďN AL SANTO



La devoción se extendió a muchos pueblos comarcanos y aun hoy varios de ellos siguen la tradición de acudir en romería durante el mes de Mayo al Convento que actualmente pertenece a Fresno: Leiva, Tormantos, Fresno de Río Tirón, Quintanilla San García, Cerezo, y alguno que otro más.



Parece ser que el primitivo Camino de Santiago, que en sus comienzos pasaba por Cerezo, hizo que se le conociese en muchos pueblos pr√≥ximos al Camino, y as√≠ sabemos que en Francia, Navarra, La Rioja, √Ālava, Burgos, Palencia, Cantabria y Galicia, hay varias localidades donde se le venera o existe alguna imagen. De hecho en Cantabria y en Galicia hay unas localidades que llevan el nombre de San Vitores.



Otras le tienen por patrón del pueblo: Cerezo, Belorado, Zorraquín, Casalarreina, y alguna más.

Scroll top